VISIT BENIDORM!!

Hacía años que no visitaba Benidorm..., nunca había ido con los niños y, por fin, este año hemos podido ir los cuatro juntos.



Una ciudad que me ha sorprendido positivamente para disfrutar en familia. Tiempo privilegiado, playas chulas (mi favorita playa Poniente, ideal para familias), parques temáticos, parques acuáticos, parques naturales y mucha naturaleza... Un destino que, sin duda, repetiremos. Un lugar para disfrutar.

Nos alojamos en el Hotel Melia Villaitana, una maravilla que simula un pequeño pueblecito, con ayuntamiento y todo, multitud de piscinas preciosas, una de agua caliente de la que los niños no querían salir y hasta una con arena de playa y palmeras. Un hotel de 10, tanto para disfrutar en pareja como en familia. Su ubicación y sus vistas son privilegiadas.







No paramos de hacer planes, salimos de Madrid lloviendo sin parar y según nos acercábamos a Benidorm iban desapareciendo las nubes y saliendo el sol, tal cual. El primer día pudimos pasear por el casco antiguo de Benidorm y disfrutar de la puesta de sol en el mirador del Mediterráneo, un lugar precioso para pasear, todo blanco y azul y con unas vistas preciosas, Muy recomendable.





Al día siguiente después de dormir de maravilla en el Meliá Villaitana y coger fuerzas con un súper desayuno nos fuimos a disfrutar del desfile "Petit Summer Benidorm", donde conocimos las próximas tendencias en moda de baño infantil. El desfile fue en Benidorm Palace, una sala de espectáculos que era una auténtica pasada.



Como os digo no paramos ni un momento, fueron unos días 100% aprovechados..., donde también pudimos visitar Terra Natura, un parque donde se practica la "zooinmersión", un nuevo concepto de parque donde se puede observar a los animales en espacios que recrean su hábitat natural. Ángela dio de comer a un camaleón, cogió a una serpiente enorme, un buho..., Adrián alucinaba al ver tantos animales. Un parque con un entorno precioso, lleno de árboles, plantas, muy selvático y donde todos disfrutamos como enanos.





Nuestro último día antes de volver a casa lo pasamos en Terra Mítica (justo lo acababan de abrir el 18 de mayo), nunca había estado y no sabéis las ganas que tenía de ir. No me defraudó, en absoluto. Muchísimas atracciones para los niños, una zona con piscinas para refrescarte del calor, espectáculos y diversión asegurada.






Un viaje perfecto del que volvimos agotados pero felices. Estamos deseando repetir.

Un beso enorme a tod@s y gracias como siempre por leerme.






0

Descubriendo SANTANDER en familia

Hola a tod@s!! Ya sabéis lo muchísimo que me gusta viajar y desde que soy madre me encanta hacerlo con mis niños.

Viajar con ellos es un concepto de viaje distinto, agotador..., pero a la vez único y divertido. Poder visitar sitios que ya conocías y verlos a través de sus ojos es maravilloso. Y descubrirlos juntos ni os cuento...

Hacía 8 años que no visitaba Santander..., una ciudad que tiene algo que engancha, sus calles, edificios, su gastronomía...., siempre es un placer volver.¡Espero no tardar tanto la próxima vez!

Nos alojamos en Castilla Termal Balneario de Solares, un hotel en un entorno privilegiado y a solo 10 minutos en coche de Santander. Sus habitaciones ,árboles, jardines... y su balneario en el que podéis ir con vuestros peques nos conquistó. Tiene unas horas esecíficas en las que puedes ir con los niños y también hay un balneario infantil específico donde los peques dsfrutan con un monitor mientras los papis se relajan, 100% recomendable.

Una escapada estupenda de viernes a domingo, os voy a contar mis imprescindibles si visitáis Santander y, al igual que nosotros, no tenéis mucho tiempo.

- Palacio de la Magdalena: Un palacio construido entre 1909 y 1911 en la península de la Magdalena, para acoger a la familia Real durante sus vacaciones. Una auténtica maravilla con unas vistas privilegiadas, sin duda uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Un entorno único que ha inspirado a publicistas y directores a rodar en el..., la famosa serie Gran Hotel fue grabada aquí. Si vais con niños hay un tren que rodea todo el palacio y que termina en un pequeño zoo en el interior, hay pinguinos, leones marinos..., acceder es totalmente gratuito.





- Paseo de Pereda: Pasear por aquí es un auténtico lujo, ver los barcos, el mar, el monumento a los Raqueros... y al otro lado edificios emblemáticos y  bellos. Al final del paseo hay un parque estupendo para los niños con carrusel incluído. (parada obligatoria). Muchos restaurantes para comer muy rico.








- Centro Botín: En el propio Paseo de Pereda podéis subir a lo más alto del Centro Botín, unas vistas maravillosas de la Bahía de Santander. 


- Sus playas...., imposible recomendar solo una, en esta ocasión estuvimos en la del Camello (que tiene este nombre porque sus rocas simulan la forma de este animal). También visitamos la Playa del sardinero, quizás su playa más conocida pero hay muchísimas. Tuvimos mucha suerte con el tiempo y pudimos disfrutar de esta maravilla de ciudad con sol y temperatura muy agradable.





-Balneario de Solares: Una opción estupenda si vais con niños a Santander, Ángela y Adrián disfrutaron muchísimo en su Balneario, jardines...., cuidan mucho a los peques y les mimaron con muchos detalles, desde el osito Termalín en su camita nada mas entrar en su habitación, pasando por el cariño de todo el personal del Hotel..., ¡nos hicieron sentir como en casa! Un hotel ¨Kids Friendly¨de lo más recomendable.





- Parque de la Naturaleza de Cabárceno: Nunca había ido y llevaba años queriendo visitarlo. me pareció impresionante, el entorno, los espacios enormes en los que están los animales, con un entorno mimetizado con su hábitat natural. Justo cuando fuimos acababan de nacer varias crías de osos, gorila, elefantes..., fue precioso poder verlo. Imprescindible verlo desde el teleférico, la visión desde aquí arriba es impresionante.





La verdad que en Santander hay mucho que ver y disfrutar pero la verdad que en un viaje de menos de tres días y con niños estoy muy contenta con todo lo que hicimos. Una escapada preciosa en familia, ya me contaréis si os animáis a visitarlo... ¡o a repetir! Nosotros acabamos de llegar y ya estamos deseando volver...

Os mando un beso enorme, gracias como siempre por leerme.

Laura.





2